miércoles, 29 de diciembre de 2010

Españoles, ¿Sois idiotas?



Hay un problema laboral del colectivo de controladores aéreos que afecta al 1,2% de la población española (600.000 personas) y casi todos saltáis como energúmenos pidiendo hasta el linchamiento de ese colectivo cuando el día anterior hacen otra reforma del sistema laboral más restrictiva, quitan los 420 euros de ayuda a 688.000 parados que están en la ruina y anuncian cambios drásticos a peor en la ley de pensiones que afectan al 80% de la población y nadie se indigna ni dice nada. ¿Sois idiotas?
Estáis pidiendo a gritos al Gobierno que se apliquen medidas que quitan el derecho a la baja laboral, a los permisos retribuidos y a las horas sindicales, sacar militares a la calle ¿sois idiotas?
Estáis leyendo que mintieron en los vuelos de la CIA, en el caso Couso, que González era la X del GAL, que gente del PP cobraba de la trama Gürtel, que hay políticos que cobran más de 230.000 euros al año, pero que nos cuestan más de 3 millones de euros, que la corrupción en la política no es excepción, sino norma, que ellos mismos se adjudican el derecho a cobrar la jubilación máxima con pocos años en las Cortes y a nosotros nos piden 40 de cotización, banqueros que consiguen del gobierno medidas duras contra los trabajadores y que tenían que estar en la cárcel por delitos demostrados de fraude fiscal y no decís nada, os quitan dinero para dárselo a esa gente que cobra cientos de miles de euros año, especula con nuestro dinero, defrauda a Hacienda y seguís callados ¿sois idiotas?
Tenéis una monarquía que se ha enriquecido en los últimos años, que apoya a los poderosos, a EEUU, a Marruecos y a todo lo que huela a poder o dinero, hereditaria como en la Edad Media ¿sois idiotas?
En Inglaterra o Francia o Italia o en Grecia o en otros países los trabajadores y los jóvenes se manifiestan hasta violentamente para defenderse de esas manipulaciones mientras en España no se mueve casi nadie ¿sois idiotas?
Consentís la censura en los medios de comunicación, la ley de partidos, la manipulación judicial, la tortura, la militarización de trabajadores sólo porque de momento no os afecta a vosotros ¿sois idiotas?
Sabéis quién es toda la gentuza de las revistas del corazón, futbolistas supermillonarios pero jamás escucháis a nadie como Saramago o Chomsky u otros mil intelectuales veraces y comprometidos con vuestros problemas ¿sois idiotas?
Si mucha gente responde sí, aún nos queda un poco de esperanza de conseguir acabar con la manipulación de los políticos y poderosos.
Si la mayoría contesta no, entonces estamos jodidos.

Jesús Sanz Astigarraga

lunes, 22 de noviembre de 2010

Cantona se convierte en el líder de una cruzada contra los bancos

http://www.youtube.com/watch?v=sX4B4bMnOEU


Qué.es 21 de noviembre de 2010

El polémico ex futbolista Eric Cantona se ha convertido en el líder de muchos ciudadanos de medio mundo, a los que aconseja "dirigirse a los bancos y retirar todo el dinero". El movimiento ya es seguido por miles de personas en las redes sociales.

Futbolista, actor, artista... y ahora líder de masas. Eric Cantona ha revolucionado las redes sociales con una propuesta realizada en una entrevista a un periódico de su país.
El francés aconseja a todo el mundo que retire el dinero de los bancos: "Si todas esas personas que salen con pancartas a la calle retiraran su dinero de los bancos, se produciría un colapso. Eso sí sería una gran revolución", explica. El motivo de sus declaraciones son los recortes y las reformas de pensiones en Francia.
No sabemos si de forma voluntaria o provocada, el eco de las palabras de Cantona no tiene fin, y han derivado en un movimiento, 'StopBanque', que sugiere a sus seguidores retirar todo el dinero de los bancos el próximo 7 de diciembre.
El video de Cantona en Youtube se ha reproducido a una velocidad vertiginosa, y ya acumula miles de visitas.

domingo, 14 de noviembre de 2010

CRISIS EN EL SÁHARA OCCIDENTAL

Durante la última semana el polvorín silenciado durante tantos años en el Sahara Occidental ha estallado. Centenares de saharauis descontentos con sus condiciones de vida se establecieron en un campamento a 30 kilómetros de Alaiún , la capital,  reclamando derechos mínimos como acceso a la vivienda y trabajo ante el trato vejatorio que ofrece Marruecos a los habitantes de este territorio que se anexionaron y llevan ultrajando impunemente durante 35 años. El ejército y la policía marroquí pusieron cerco al campamento intimidando y matando como el caso del niño de catorce años saharaui que recibió un disparo de los soldados marroquíes. Finalmente, ante la pasividad internacional la rata cobarde morisca asaltó el campamento a sangre y fuego, dando así comienzo a lo que será una nueva intifada, en un territorio donde El Banco Mundial califica como el más rico de todo el Magreb y uno de los más ricos de África, debido a sus reservas de fosfatos y a que su banco pesquero es considerado el más importante del mundo.


Sitituación geostratégica del territorio del Sahara Occidental

El Sahara Occidental antigua provincia española, fue abandonada a su suerte por la Nueva España “democrática” en 1975. El nuevo rey de España, “desbordado” por una marcha de chusma pastoril e indigente financiada por Kuwait y EE.UU., evidenció su excesiva generosidad  proponiendo la retirada de las tropas españolas del territorio y firmando  en presencia de miembros de la CIA unos acuerdos bilaterales en Madrid declarados nulos incluso por la ONU, en donde se desentendía del Sahara Occidental cediendo  dos terceras partes del territorio a Marruecos y la otra parte a Mauritania.  Los intereses de la oligarquía mundial para la retirada española del Sahara eran notables, como demostraron los intereses de la CIA, y el gobierno francés entre otros.

Los españoles debemos exigir a nuestro gobierno el deber  de  corregir su error histórico y reconocer su responsabilidad en el conflicto, ya que el juego que está llevando a cabo España de nadar y guardar la ropa es de lo más cínico y preocupante como todo lo relacionado con la política exterior con Marruecos. En los últimos días la postura española ante el conflicto está resultando más que ambigua, incluso reconociendo veladamente miembros del gobierno del PSOE la soberanía de Marruecos en un territorio pendiente de referéndum por la inútil ONU desde hace décadas.


Más preocupante aún es la postura de la llamada “Comunidad Internacional”, que está demostrando una pasividad y una sordera lamentable. Si bien la ONU con su Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental) MINURSO lleva dos décadas sin llegar a nada, la postura de las democracias adalides de los derechos humanos como EE.UU. es de complacencia y silencio ante las agresiones de Marruecos.


Símbolo del Frente Polisario

Recordemos a estos demócratas que tanto se ponen la insignia de Sheriff del mundo “libre”, que el Sahara Occidental es un estado ocupado por un país antidemocrático, feudal y tiránico como Marruecos, está  reconocido como Estado por más de 61 países del mundo, por organizaciones como la Organización para la Unidad Africana OUA, con una resolución pendiente por la ONU para la convocatoria de un referéndum que una y otra vez es dilapidado por Marruecos. Mientras tanto, Marruecos no pierde el tiempo e inunda el territorio de colonos marroquíes en su mayoría con antecedentes penales y causas pendientes con la justicia; que intimidan y agraden a los saharauis en su propio territorio. También se ha permitido a Marruecos la construcción de un muro de la vergüenza para separar el territorio del Sahara Occidental de norte a sur. Terminado en abril de 1987, mide 2.720 kilómetros, protegiendo los yacimientos de fosfatos de Bucraa, El Aaiún y Smara, hecho de arena de al menos 2 metros de alto, esta rodeado de campos minados (minas de fabricación española), posee fortalezas cada 5 Km. y esta resguardado por más 100.000 soldados. El ególatra cobarde del rey de Marruecos ha alegado varias ocasiones su deseo expansionista de construir un gran imperio marroquí, que llegara hasta las orillas del río Senegal.

¿Qué mas pruebas necesita la comunidad internacional, juez y policía del mundo para condenar y actuar en consecuencia? No han necesitado tantas para bloquear, atacar e intimidar a otros países alegando causas menores. En el Sahara se está cometiendo un exterminio, una limpieza étnica. El gobierno Marroquí impide a la prensa internacional entrar en el territorio, mientras fuentes ajenas de habitantes y activistas nos hablan de masacre, asesinatos, violaciones y fosas comunes por el desierto. Condenamos profundamente estos hechos, condenamos a la ONU, y la falsa comunidad internacional de los derechos humanos, que solo saca su máquina propagandística y justiciera contra aquellos que atentan a sus intereses comerciales y de dominación mundial, como lleva haciendo durante meses con el caso de la promiscua asesina iraní justamente condenada a muerte por el asesinato de su marido por la ley de un país soberano. O bien la repetitiva mediatización de los llamados “disidentes” cubanos.


 Con estos hechos una vez más se demuestra la falsedad, la ilegitimidad  y la doble vara de medir de la ONU, y todos los tribunales de derechos humanos que el poder imperante ha creado sólo como escudo del actual orden mundialista, capitalista y sionista. Organizaciones que se apremian para reconocer estados ficticios en los antiguos Balcanes, en guerras de millares de muertos,  pero que no son capaces de reconocer a otros como el Sahara Occidental, Palestina o Kurdistán entre otros. Todo lo contrario, financian y apoyan a un estado marroquí en su genocidio contra un pequeño pero gran país que sin armamento y apoyo internacional, durante más de tres décadas ha luchado dignamente por su tierra, y sigue atemorizando al cobarde Estado Marroquí y a su sátrapa de rey.


Marruecos EE.UU., la ONU y la llamada Comunidad Internacional son los responsables de esta matanza, y una vez más tienen las manos manchadas de sangre. La postura cómplice  cobarde  y sumisa de España durante estos últimos 35 años pone de manifiesto una vez más el proceso de destrucción interna que sufre España y que se consolidará con su destrucción nacional inminente. Desde aquí queremos hacer un llamamiento a los escasos revolucionarios españoles que luchar por un Sahara Occidental Libre es luchar por la libertad de todos los pueblos del mundo, incluido el nuestro contra la tiranía mundialista de aquellos que ven en la tierra una gran ubre que exprimir.

¡¡¡Arriba la República Árabe Saharaui Democrática Libre!!!








jueves, 11 de noviembre de 2010

DEMOCRACIA:DICTADURA DEL CAPITAL

La democracia, esa palabra grandilocuente que genera espuma en la boca de algunos ha perdido su significado, es una palabra prostituida y ahora tiene únicamente el mismo significado que cualquier adjetivo calificativo para dotar a las personas de cierto prestigio moral y social.

La democracia es el reino del hombre masa, ese hombre que no existe como sujeto particular sino como ente abstracto, como número dentro de una estadística, de una masa que está manipulada y mediatizada por los medios de comunicación y la cultura política inoculada por el poder. Ese es el hombre masa, el hombre que se deja llevar inercialmente por las corrientes políticas y de opinión implantadas por esos poderes fácticos.

En este tipo de sistema político se convierte al pueblo en masa y mercado de electores en el que todo el mundo vale lo mismo: un hombre un voto. El pueblo pierde su valor cualitativo, y este se degrada con la cantidad numérica. Se crea la ilusión a la masa de que es libre de elegir a sus propios gobernantes cuando son las plutocracias quienes deciden, siendo el proceso electoral la máscara que encubre el engaño del sistema. El poder es comprado con el dinero de los bancos, los votos no valen nada.

Los partidos políticos no son más que organizaciones subvencionadas por la banca internacional, las grandes empresas y multinacionales, el poder del dinero se sitúa por encima de la propia política determinándola, es así como utilizan a los políticos como títeres que representan sus intereses, poniéndolos a su servicio y llevando a cabo decisiones antipopulares que únicamente benefician a esas oligarquías económicas que amparan el statu quo.
Es de esta forma como el poder económico de las oligarquías financieras instrumentaliza la causa pública y los mecanismos políticos para favorecer sus conveniencias, los partidos ya carecen de ideas y de cualquier sentido de Estado, todo se limita a una mera verborrea en la que sólo existe un cruce de acusaciones, vulgaridades e insultos gratuitos, es un verdadero teatro en el que se hace creer al electorado que existen diferencias entre esos grupos mayoritarios que están financiados por los mismos poderes económicos; las únicas diferencias son coyunturales, y estas sólo se limitan al ámbito del saqueo de los bienes públicos y a la disputa por puestos dentro del Estado.

En estos tiempos existe una ecuación que refleja claramente la realidad de las cosas: Dinero = Poder. Es el dinero, y por tanto aquellos que lo poseen (banca, multinacionales, grandes empresas) lo que confiere poder, es la estructura de intereses que ha dado lugar el capitalismo en el que el poder político puede ser comprado con el dinero, pues la economía ya no está sometida ni supeditada a la voluntad política emanada del pueblo, sino que está al servicio del beneficio e interés de un grupo social. De este modo el Estado se convierte en un instrumento de dominación de clase, en el que los resortes políticos pasan a estar a disposición de los intereses de una oligarquía que gobierna para sí misma.
Los políticos, en definitiva, no son más que una vulgar representación de esos mismos intereses, pues los partidos, dentro de las democracias, se ven obligados a buscar medios de financiación que les permita tener alguna oportunidad a la hora de competir en la conquista del poder político, de ahí que acudan como hemos visto últimamente a diferentes entidades financieras, las cuales muy gustosamente aceptan darles créditos, todo a cambio de que en caso de que lleguen al poder no se olviden de la deuda y atiendan a sus exigencias. De este modo el poder económico pasa a controlar el poder político.

No hablemos ya de las cuentas bancarias de los partidos en las que se producen diferentes ingresos y donaciones anónimas, acerca de las cuales nunca se aclara su origen, como tampoco existen mecanismos reales para un control exhaustivo de semejante caja negra. Pero conociendo sus actuaciones podemos imaginarnos claramente quiénes son los que otorgan la financiación, y sobre todo cuando salen a la luz los casos de corrupción y escándalos en los que se ponen de manifiesto las deudas inmensas que han llegado a contraer con los plutócratas, a cambio de dejarles en bandeja el destino de toda una comunidad.

Las elecciones no son más que la fachada política de una dictadura a cargo de las oligarquías económicas, que además de eso sirven para conferirle legitimidad al mismo sistema que han dado lugar. Se gesta la ilusión en el pueblo de que es dueño de sí mismo, que puede decidir y que es este el que realmente manda sobre sí mismo eligiendo a sus representantes y gobernantes, pero no, no es así, tras los partidos políticos se encuentran los oscuros intereses privados de la banca, de diferentes empresas y corporaciones.
Sobre las corporaciones cabe decir algunas cosas. Esencialmente se tratan de grupos de interés que aglutinan a actores socio-económicos de un mismo ámbito profesional. Estas corporaciones son más vulgarmente conocidas como lobbys, pues forman parte de ese oscuro entramado que se encuentra tras los partidos y dirigentes políticos, ya que son los encargados de suministrar los fondos adecuados para que estos alcancen el poder y satisfagan sus prerrogativas. Son actores del escenario político que únicamente persiguen sus intereses particulares, y ahí se termina su acción, procuran mantenerse al margen de cualquier responsabilidad política derivada de sus intereses.

En todas las democracias existen estos lobbys, y estos suelen agruparse para presionar al gobierno y a los políticos de cara a satisfacer sus demandas. El ejemplo más paradigmático quizá sea el de EE.UU., en el que podemos encontrar lobbys como el armamentístico, de gran importancia y con mucha presencia en las instituciones, hasta el lobby petrolero o judío. Estas corporaciones tienen tanto poder y semejante capacidad de presión sobre los partidos, el sistema y el poder político, que pueden terminar llevando a un país a una guerra: véase el caso americano.

Pero del mismo modo que es el capital el que impone sus decisiones en el ámbito público como es en la política, también es el que determina la cultura predominante en una comunidad. El liberalismo, esa idea decimonónica fundamentada en la antropología burguesa del individualismo, ha venido a centrar las aspiraciones de las personas en lo meramente material, en la consecución del beneficio privado y en la obtención del mayor grado de utilidad posible. Lo que prima es el interés, de ahí la ausencia de ideas, por ello el propio sistema se ha visto obligado a desarrollar su cultura imperante para justificar y fundamentar la estructura vigente.

Si se parte de una concepción individualista en la cual cada individuo tiene el derecho a conseguir sus propios intereses, aunque estos vayan contra el conjunto de la comunidad, el resultado final dará lugar a una estructura de explotación y opresión. Se le otorga a cada individuo el derecho a conseguir la felicidad, la cual sólo se encuentra en el placer, en lo meramente material, y al mismo tiempo se rompen los propios lazos que lo unen con su comunidad, se le destruye como ser social y sólo existe como individuo; se da lugar de este modo al atomismo social, a ese superindividualismo que todo lo domina y que aísla a la persona del resto, y en el que la felicidad de uno es tan legítima como la de otro tanto como su libertad para obtenerla.

Del mismo modo que las oligarquías financieras y económicas controlan los partidos políticos y sus dirigentes, son conscientes de que la segunda fuente de poder más importante en el mundo moderno, aparte del dinero, es la información. La información es poder, se ha venido diciendo desde el Imperio romano, y mucho de cierto hay en ello, hasta tal punto que esas oligarquías son las que por medio del dinero se encargan de controlar los medios de comunicación, y utilizarlos así como difusores y amplificadores de su cultura política.

La clase social dominante desarrolla su propia cultura, es portadora de una mentalidad que pretende hacer universal para el resto de ciudadanos, es así como  mantiene el orden establecido y un estado de cosas. Los medios de comunicación son la maquinaría empleada con esta finalidad, difunden una cultura acorde con las apetencias del poder económico, por lo que el poder informativo se supedita a las apetencias de estas oligarquías.

Esto lo percibimos en cualquier medio de comunicación común, todos ellos son empresas privadas constituidas como sociedades anónimas y entre las cuales se encuentran como mayores accionistas banqueros, multinacionales, etc. Son estas entidades las que financian a dichos medios, y estos últimos son los que siguen a pies juntillas las directrices de sus benefactores, diciendo en todo momento lo que les convenga en función de sus intereses.
A esto se le suma la policía del pensamiento, se establecen unos parámetros culturales e ideológicos que se estiman como correctos, que son precisamente aquellos que se han inoculado en la masa para hacer aceptable el estado de cosas. De este modo quien salga de esos límites es directamente, ya no sólo desterrado de cualquier publicidad, sino totalmente perseguido y reprimido. El modelo cultural impuesto se establece como incuestionable e indiscutible, algo que debe permanecer pase lo que pase, y aquellos que tengan la más mínima tentativa de hacer lo contrario o que simplemente se pongan en cuestión la situación de las cosas son u omitidos de la vida pública, o simplemente encarcelados y borrados del mapa para impedir que atenten contra los intereses de la sinarquía.
En definitiva, las oligarquías económicas tienen en sus manos el monopolio del dinero a través del cual controlan el poder político e informativo. El control de las masas es enorme: radio, prensa y televisión hacen posible que todo el mundo y al mismo tiempo reciba la misma información que esos poderes fácticos desean hacer llegar al público, generando así las diferentes corrientes de opinión, difundiendo su particular mentalidad individualista y materialista, y empleando diferentes sutilezas psicológicas para manipular a la población. Conviene más que estén distraídos con nimiedades mientras lo esencial, lo importante, se mantiene lejos del centro de atención. Interesa más que una maraña de contradicciones, de intoxicación informativa y de estupideces entretengan al pueblo llano con discusiones y enfrentamientos sin sentido alguno, antes que en el rebaño haya alguien que comience a pensar por sí mismo.

“En el seno del gris rebaño se esconden lobos, es decir, personas que continúan sabiendo lo que es la libertad. Y esos lobos no son sólo fuertes en sí mismos: también existe el peligro de que contagien sus atributos a la masa, cuando amanezca un mal día, de modo que el rebaño se convierta en horda. Tal es la pesadilla que no deja dormir tranquilos a los que tienen el poder.” Ernst Jünger


 Publicado en la desaparecida Revista de formación, arte y cultura ESPARTA Nº2 2006

domingo, 24 de octubre de 2010

FRANCIA, UN CLAMOR DE ESPERANZA

Parece que han quedado atrás, por lo menos en países como España los reveses en derechos y justicia social que estamos sufriendo los obreros por parte de la plutocracia infame, en su afán de insuflar aire al enfermo que es este sistema capitalista y liberal.  La pasada Huelga General del 29 de Septiembre en España, contra las salvajes reformas del gobierno insocial de Zapatero, ha demostrado ser poco más que una quimera y teatro por parte de los sindicatos “verticales” y financiados del gobierno.

La reacción obrera también dejó mucho que desear, una huelga convocada tarde y de un solo día. Una clase obrera dividida, aborregada y mansa, que para nada supo responder a la seria agresión que están sufriendo por parte de las clases oligarcas, demostrando un miedo y una ignorancia tan grandes que no cabe más escarmiento a su cobardía que el cruel sufrimiento que ya se cierne  ante las terribles consecuencias de estas reformas. Es lógico en España, cuando el principal mal de este país son los españoles.

Aquí la suerte de todos nosotros ya esta echada, nuestras vidas ya son como naipes en las manos de los infrahumanos de la UE, FMI, Banco Mundial y demás embajadores del Mal en el Mundo. Sin embargo, desde Francia un clamor cada vez más fuerte se está haciendo oír, reavivando en la memoria aquel movimiento obrero que ya creíamos muerto desde hace años, y es que, como se decía en los célebres cómics de Asterix y Obélix, con los galos hemos topado.

El pueblo francés históricamente se ha forjado en la resistencia, una resistencia que enarbolaba el pendón de la pura supervivencia, y estaba fuera de “cruzadas” religiosas, y de servilismo a déspotas. Los galos fueron el pueblo más aguerrido al que se enfrentó el pueblo romano, hasta que Roma se ganó el corazón de las bases populares, cayendo caudillos y castas de nobles galos a los pies del Imperio. Las bases populares de Francia luchaban para librarse de los invasores ingleses, no por Francia, sino para defender su propia existencia ante los abusos de los ingleses.

 Las clases más bajas fueron también las que enarbolaron las banderas revolucionarias en la fatídica Revolución Francesa, astutamente utilizadas por una burguesía que quería sustituir el derecho de Sangre por el derecho del dinero, y con demagogia populachera se ganaron los brazos y la sangre del pueblo para propiciar las bases de lo que hoy es un liberalismo económico opresor.

Desde Mayo del 68, en las calles francesas no se  volvían a mezclar con tanta virulencia gritos de  justicia y  libertad con el olor puro de goma y gasolina ardiendo, y es que la situación lo requiere, en lo que está siendo un  retroceso social en los derechos de la clase obrera sin precedentes. Las clases plutocráticas están llevando recortes con tal despotismo e impasibilidad que están haciendo temblar las ya débiles bases sociales en toda Europa. Los gobiernos, dirigidos por las demoníacas élites financieras y banca mundial y apoyada por la ralea empresarial hacen pagar a la castigada clase trabajadora sus derroches y opulencias del pasado. Recortes sociales, facilidades para el despido, precarización de las condiciones laborales, aumento de la edad de jubilación… Son derechos conseguidos con sudor y sangre en el pasado y que requieren ahora sudor y sangre para su defensa.
Los sindicatos y movimientos populares franceses están dando un ejemplo de valentía a todos los demás países europeos. Una consecución de huelgas generales en este año está haciendo temblar no sólo al gobierno de Sarkozy, sino a más de un gobierno occidental que teme que estas protestas puedan despertar a sus dormidas “ovejitas” en otros países.

La situación en estos últimos días en Francia podría decirse que parece  pre-revolucionaria. El país ya ha soportado cuatro días consecutivos de huelgas por la impopular reforma del Gobierno al sistema de pensiones, lo que ha hecho disminuir el suministro de combustible, ha cancelado vuelos y ha reducido los servicios del ferrocarril.

Los sindicatos mantienen bloqueadas desde ayer las doce refinerías francesas en protesta por la propuesta del Gobierno de retrasar la edad de jubilación. Según fuentes oficiales, las reservas de queroseno del aeropuerto parisino de Roissy Charles de Gaulle sólo durarán hasta el martes próximo. En Orly, el otro gran aeropuerto de la capital, las reservas pueden durar algo más, precisó el portavoz.

Otras fuentes indicaron que los depósitos de los aeropuertos están bajo mínimos, por lo que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) recomendó a los vuelos procedentes del extranjero que traigan sus depósitos al máximo posible de capacidad para garantizar su retorno.

El oleoducto que aprovisiona de carburantes a los dos aeropuertos parisinos funciona de forma intermitente, por lo que no entran nuevas reservas.
Algunas aerolíneas, como Air France, han expresado su preocupación a la DGAC por la posible escasez de carburantes para sus aviones.

En las gasolineras también han comenzado a sentirse los efectos de la falta de combustibles y un centenar de ellas tuvo que cerrar por ese motivo ayer, en particular en el oeste del país.

Por otro lado, multitud de colectivos se están sumando a las protestas poniendo su grano de arena, y con ello acorralando más si cabe al gobierno, como está siendo el caso de colectivos de inmigrantes, transportistas que colapsan las rutas de acceso a las ciudades y a las refinerías. Maxime Dumont, líder de la sección de camiones del sindicato CFDT, dijo que los conductores podrían bloquear los depósitos de combustible, las refinerías y las bodegas de alimentos, cerrar los caminos o conducir lentamente por ellos.

Los estudiantes, un sector importante, están aumentado las protestas, ya convirtiéndose en violentas, lo cual preocupa al ejecutivo francés, ya que el pasado viernes la policía se vió desbordada en las reyertas donde detuvieron a decenas de estudiantes y varios policías resultaron heridos. Los estudiantes franceses una vez más ponen en evidencia a la ralea estudiantil y en general juventud española, con un porvenir tan negro, pero sorprendentemente tan despreocupada y desorganizada, que ve pasar su existencia entre botellones, rallas de coca y DJ Tiesto. Haciendo más evidente el atomismo social y el retraso mental de la sociedad española.

El pueblo francés está acostumbrado a revertir propuestas insociales del gobierno mediante revueltas callejeras. Esperamos que por su propio bien lo consigan para que esa luz que viene  de los Elíseos nos ilumine y despierte al resto de los obreros europeos, para que podamos recoger el mugriento guante que los oligarcas nos han lanzado y a la vez darnos una lección de que los derechos se consiguen y defienden luchando y si es preciso matando y muriendo.


¡No parar hasta conquistar!



miércoles, 6 de octubre de 2010

UN ÚNICO ESTANDARTE ROJO Claudio Mutti

A pesar de los pocos días que lleva este blog funcionando, desde ciertos sectores, curiosamente los de siempre, comienzan a querer posicionarnos en las etiquetas de izquierda o derecha que el sistema utiliza. En algún sector Nacional Revolucionario, algunas personas critican a Acción Lambda de ser Comunismo del Siglo XXI y apremian a sus "camaradas" a boicotearnos.

Nada más lejos de la realidad, dado que en Acción Lambda se aglutinan personas de multitud de ideologías con un objetivo en común, la lucha contra éste sistema plutocrático. Desde la defensa de las culturas de todas las patrias de la tierra, la defensa del trabajo y el respeto al trabajador como fuente imprescindible de riqueza de un pueblo, los valores culturales y morales, la educación y el conocimiento como herramienta de lucha. Combatimos el interés egoísta privado que exclaviza a muchos para enriquecerse unos pocos, la oligarquía política heredada de castas burguesas, la injusticia que sufren los pueblos de la tierra víctima del Colonialismo del Siglo XXI, de las grandes multinacionales e imperios econónico-comerciales. Como trabajadores apoyamos la lucha obrera contra los intereses egoístas y despotas tanto de las grandes como las pequeñas y medianas empresas.

Ante la grave situación que vive el trabajador en estos momentos, hemos empezado nuestro blog con un llamamiento desesparado a la lucha obrera y social. Algunos, sobre todos los trabajadores estarán de acuerdo. Otros, pequeños y grandes empresarios, burgueses de poca monta o negritos serviles del empresario, nos tacharán de comunistas.
Queremos decirles que no nos interesan, que Acción Lambda no acepta medias tintas.Apremiarles a que se quiten máscaras absurdas de revolucionarios que no son y se posicionen al otro lado.

Aquellos que quieren ser Revolucionarios Nacionales, pero que prefieren un capitalismo como el actual a un socialismo revolucionario, antes de desearles un hasta nunca como lectores de este blog, les apremio a que lean éste artículo de Claudio Mutti, un revolucionario auténtico que ha estrechado la mano de todas las ideologías anti-sistema, desde el comunismo, hasta el fascismo revolucionario, pasando por corrientes del islam más renovador. Hagan una ultima lectura, ya que después de leer este artículo sabrán desde dentro de sus entrañas si en el fondo quieren cambiar este mundo o no.

UN ÚNICO ESTANDARTE ROJO -

 

 

Claudio Mutti
Extraído del libro "Homenaje a Drieu La Rochelle". Edizioni all’insegna del Veltro. Colección de ensayos de A.Mordini, J.Mabire, M.Marchi, T.Graziani, C.Mutti.
Agradecemos especialmente al profesor Claudio Mutti el envío de éste y otros textos históricos de alto nivel político-cultural que iremos traduciendo y publicando a medida que los vayamos recibiendo.
RST

"La race des Aryens retrouve son union – Et reconnait son dieu à l´encoulure fort", de esta forma el poeta de Runes anuncia la próxima unificación de Europa en torno al Eje; evocando la imagen de la enseña de la cruz gamada flameando en el corazón de Europa, no ya como bandera del Reich alemán, sino del Imperio europeo: "Trescientos millones de hombres cantan sobre un mismo territorio. Un único estandarte rojo se alza en la cima de los Alpes". Además, en marzo del 42 expone rotundamente la idea euroasiatista de un gran bloque organizado entre el Océano y Vladivostok ("Idées", reeditado en "Chronique politique", parte V, "Les années passent").
"Un único estandarte rojo": pero, a medida que se aleja la perspectiva de una victoria alemana, no es ya la esvástica el símbolo de las esperanzas de Drieu, sino la hoz y el martillo. El 27 de diciembre de 1942, mientras que en Stalingrado arrecia la batalla que señalará el principio del fin para el Eje, el escritor anota en su Diario: "Moriré con bárbaro gozo pensando que Stalin será el amo del mundo. Por fin un amo. Es bueno que los hombres tengan un amo que les haga sentir la feroz omnipresencia de Dios, la voz inexorable de la ley".

En su, por lo demás, loable y penetrante "Introducción al Diario 1939-1945 de Drieu", Julien Hervier(1) intenta explicar "el origen de esta adoración por un poder paterno, político y divino" (p.45) recurriendo a los manoseados tópicos acerca de "la relación con el padre". La misma "explicación", obviamente, debería servir para el deseo que se formula en fecha 24 de enero del 43: "Ah, que mueran también todos estos burgueses, se lo merecen. Stalin los degollará a todos y después a los judíos... quién sabe. Eliminados los fascistas, los demócratas permanecerán solos frente a los comunistas: paladeo la idea de este tête-tête. Disfrutaré desde la tumba".

Pero, al margen de la interpretación sicoanalítica, Hervier esboza también otra, según la cual la opinión de Drieu "no hace más que acompañar el curso de los acontecimientos" (p.45), en el sentido de que las simpatías de Drieu por la Unión Soviética se deberían al hecho de que "los rusos son más fuertes que los alemanes, Stalin más fuerte que Hitler" (p.46). ¡De donde se deriva el perfil inédito y peregrino de un Drieu La Rochelle oportunista, "víctima de una forma de oportunismo intelectual que le impele a alinearse una y otra vez con el más fuerte"! (p.46).
A semejante diagnosis psicológica le añade Hervier otra de carácter ideológico, acusando políticamente a Drieu de no tener las ideas lo bastante claras sobre las doctrinas fascista y comunista: "Con arreglo a las victorias y a las derrotas rusas y alemanas, Drieu caerá en una permanente oscilación entre las dos ideologías contendientes del fascismo y del comunismo, demostrando cuán endebles eran las raíces de sus convicciones"(p.47).

Sin embargo, estas desafortunadas valoraciones son posteriormente superadas y en cierto modo rebatidas por el propio Hervier, que al final se muestra capaz de captar el sentido más genuino de la "conversión" de Drieu: "El tránsito de Drieu desde el fascismo al comunismo es a fin de cuentas más geopolítico que ideológico, siendo incluso racista, en la medida en que ve a los rusos a un pueblo joven que sobrepuja a los alemanes. La única constante de su pensamiento político es la idea de Europa: la realización será cometido, si no de los alemanes sí de los rusos" (p.47; la cursiva es nuestra). En resumen, hacia el final de la segunda guerra mundial y de su propia vida Drieu ve en el Ejército Rojo el único instrumento histórico capaz de sustituir a los ejércitos del Eje en la construcción de la unidad continental.
Más adelante Hervir acierta a señalar la otra constante del pensamiento de Drieu: "Lo único estable que subsiste es si acaso una repugnancia, un rechazo: el odio visceral a la democracia" (p.48, cursiva nuestra).

Para probarlo se cita la parte final de esta entrada de 29 de marzo del 44: "En todo caso, saludo con alegría el advenimiento de Rusia y del comunismo. Será atroz, atrozmente devastador, insoportable para nuestra generación que perecerá toda de muerte lenta o inesperada, pero esto es mejor que el regreso de la decrepitud, del mal gusto anglosajón, de la restauración burguesa, de la democracia rancia". Un fragmento análogo lleva fecha de 2 de septiembre del 43: "Y por otra parte mi odio por la democracia me hace desear el triunfo del comunismo. En ausencia del fascismo [...] sólo el comunismo puede poner al Hombre contra la pared obligándole a admitir de nuevo, como no sucedía desde la Edad Media, que tiene unos Señores. Stalin, más que Hitler, es la expresión de la ley suprema". Tras la derrota del fascismo, la autocracia soviética permanece como única alternativa a la democracia y al individualismo, productos de la décadence: "Lo que me gusta del triunfo del comunismo es no solamente la desaparición de una burguesía despreciable y obtusa, sino también el encuadramiento del pueblo y el renacer del antiguo despotismo sagrado, de la aristocracia absoluta, de la teocracia definitiva. Desaparecerán así todos los desatinos del Renacimiento, de la reforma, de la revolución americana y francesa. Se vuelve a Asia; que es lo que necesitamos" (25-IV-43). En cuanto al marxismo, no es preciso dejarse engañar: se trata de una enfermedad pasajera que no compromete la salud básica del organismo ruso. Infimamente más grave es el mal americano. " Debemos desear –escribe Drieu el 3 de marzo del 43- la victoria de los rusos antes que la de los americanos. [...] los rusos poseen una forma, mientras que los americanos no la tienen. Son una raza, un pueblo; los americanos son una caterva de híbridos. Cuando se tiene una forma, se tiene una sustancia; pues bien, los rusos tienen una forma. El marxismo es una enfermedad de crecimiento dentro de un cuerpo sano. Pensábamos que ese cuerpo magnífico estaba podrido, pero no es así".

Consideraciones de este género se hacen más frecuentes en el transcurso de 1944. El 10 de junio Drieu escribe: "Vuelvo la mirada a Moscú. En la caída del Fascismo mis últimos pensamientos se dirigen al comunismo. Confío en su victoria, que no me parece asegurada de modo inmediato, pero sí probable a un plazo más o menos largo. Anhelo el triunfo del hombre totalitario sobre la tierra.". El 28 de junio: "Nada me separa ya del comunismo, nada me ha separado nunca excepto mi atávica desconfianza de pequeño burgués". El 20 de julio: "Imagino una solidaridad in extremis entre dictadores: Stalin ofreciendo ayuda a Hitler y a Mussolini, al darse cuenta que, si permanece como el único de su especie, está perdido. Pero sería demasiado bonito. Elegirá colonizar directamente Alemania". El 26 de julio: "Los rusos se acercan a Varsovia. ¡Hosanna! ¡Hurra! Es mi grito de hoy". El 28 de julio: "Tendría una sola razón para sobrevivir: luchar en el bando ruso contra los americanos. [...] Del mismo modo podría hoy entregarme al comunismo, en la medida en que han asimilado ya todo lo que amaba del fascismo: gallardía física, voz de la propia sangre dentro de un grupo, jerarquía viviente, noble reciprocidad entre débiles y fuertes (en Rusia los débiles están oprimidos, pero reverencian el principio de la opresión). Es el mundo de la monarquía y de la aristocracia en su principio vital". El 7 de agosto: "Monarquía, aristocracia, religión están hoy en Moscú y en ningún otro sitio". El 9 de agosto: "Moscú será la Roma final". Y así hasta las últimas páginas del "Diario", en las cuales Drieu reafirma un concepto ya expresado repetidamente, por ejemplo el 10 de septiembre del 43: "La conclusión lógica del comunismo es la teocracia. [...]. Probablemente Stalin aceptará un compromiso, como Clodoveo. Para él la Iglesia constituirá otra leva contra los anglosajones", manifestando la confianza en que los rusos consigan "espiritualizar el materialismo" (20 de febrero del 45).
Es precisamente el mito de la Europa imperial, así como el suplementario "horror" frente a la democracia, lo que constituye el eje alrededor del cual gira el compromiso político de Drieu, desde el primero hasta el último día de su militancia. Siendo éste el referente ideal que nos permite valorar su extrema coherencia cuando señala a la Rusia soviética como el nuevo instrumento histórico para retomar la lucha contra la décadence occidental. Releídos bajo esta luz, los párrafos que han desconcertado a Hervier no demuestran en modo alguno la fragilidad del pensamiento de Drieu (y mucho menos su presunto oportunismo intelectual), sino una línea consciente y radical.

No es el de Drieu un fenómeno único, y ni siquiera raro. Razones análogas a las suyas se encuentran en las adhesiones al comunismo de muchos militantes de los fascismos y de los "falsos fascismos" europeos, que al final de la contienda decidieron seguir combatiendo desde distintas trincheras al enemigo principal: el Occidente capitalista. Sería muy interesante descubrir qué papel han desempeñado los hombres procedentes del bando de los derrotados en las opciones heterodoxas, desde el punto de vista marxista, de algunos gobiernos y partidos comunistas del Este de Europa, o por otro lado conseguir establecer en qué medida la herencia nacionalista, fascista o nacionalsocialista ha podido ser transmitida a los nuevos regímenes. Si bien es sin ningún género de dudas falsa la afirmación según la cual los legionarios rumanos habrían sido "los inmediatos predecesores de los comunistas" en el sentido de que estos últimos habían llevado a cabo las reformas sociales legionarias(2); si resulta igualmente infundado mantener que "ha sido realizada en Hungría y en Rumania la revolución social por la que Szálasi y Codreanu lucharon y que habían preparado(3), no es menos cierto que ciertas reminiscencias son inevitables, cuando se aprecian las acusadas particularidades del "nacional-comunismo" rumano (que por otra parte procedió a una cauta rehabilitación de Antonescu), las tendencias nacional-populares presentes en el seno del partido comunista húngaro (que en el terreno cultural recuperó a los autores de orientación "populista", incluidos aquellos que habían coqueteado con el nazismo"(4), la permanencia de un cierto estilo "prusiano" en la Alemania Oriental (donde no se permitió la constitución de asociaciones de "víctimas del fascismo").
Pero sigamos en Italia. Condiciones anímicas e intenciones análogas a las de Drieu no dejaron de manifestarse en el período de la RSI, como lejanas y a menudo más radicales manifestaciones del "fascismo de izquierdas". A este respecto resulta ilustrativo este texto de la revista florentina "Italia e Civiltà": "Sepan finalmente Roosvelt y Churchill, y todos sus congéneres, que los fascistas más conscientes, que han reconocido siempre en el comunismo a la única fuerza viva contrapuesta a la suya, han señalado como su verdadero enemigo no tanto a Rusia como a la plutocrática Inglaterra y a la plutocrática América. Igualmente ellos [los fascistas] han disentido en muchos puntos con los comunistas, pero también han estado de acuerdo en rechazar siempre, tanto unos como otros, la vieja sociedad liberal, burguesa, capitalista. Y sepan también, los Roosvelt y los Churchill y sus congéneres, que si la victoria no correspondiera al Tripartito, la mayoría de los fascistas auténticos que escaparan de la represión engrosarían las filas del comunismo. Quedaría así salvado el foso que hoy separa las dos revoluciones. Se produciría entre ellas un recíproco intercambio e influencia, hasta concluir en la fusión armoniosa".(5)

El 22 de abril del 45, Enzo Pezzato manifestaba conjeturas equivalentes en "Repubblica Fascista": "El Duce ha denominado social a la República italiana no por diversión; nuestros programas son resueltamente revolucionarios, nuestras ideas forman parte de las que un régimen democrático calificaría como de izquierda; nuestras instituciones son emanación directa y concreta de los programas; nuestro ideal es el Estado del Trabajo. Sobre esto no pueden existir dudas: nosotros somos proletarios en lucha, a vida o muerte, contra el capitalismo.. Somos revolucionarios a la búsqueda de un orden nuevo. [...] El auténtico esperpento, el verdadero peligro, la amenaza contra la que combatimos sin cesar procede de la derecha".(6)
Tras el 25 de abril [1945], estos propósitos toman cuerpo de varias formas: "mientras que en más de una ocasión se organizaron encuentros entre jóvenes missinos y comunistas –a menudo interrumpidos por ataques de ex-partisanos indignados- en nombre de una poco probable convergencia anti-burguesa que incidiera sobre la cuestión social"(7), la iniciativa más consistente estuvo representada por el "Pensiero nazionale" [El Pensamiento nacional].

Se trata de un quincenal fundado por Stanis Ruinas (1889-1974), un antiguo socialista que durante el "ventennio" había sido redactor de "L´Impero" y desde 1941 fue director de "Lager", periódico de los trabajadores italianos en Alemania. Enrico Landolfi, que ha reconstruido la historia del "Pensiero nazionale"(8), sintetiza su línea política e ideológica en estos términos: "continuación, dentro de las nuevas condiciones del post-fascismo, de la lucha anti-plutocrática contra el capitalismo interno, representado por la DC [Democracia Cristiana] y protegido por las potencias occidentales vencedoras de la guerra, manifestaciones del dominio del oro en el ámbito internacional. Aliado natural: el bloque de izquierda dirigido por el PCI [Partido comunista italiano] y vinculado a la URSS, dentro del cual ["Il Pensiero nazionale"] se posiciona en autónoma convergencia".

Sobre la base de estos y otros elementos, no resulta infundada en absoluto la hipótesis seriamente considerada por Domenico Leccisi: "Se ha escrito –recuerda este autorizado testimonio- que si el Partido Comunista no se hubiese declarado autor del fusilamiento de Mussolini y del exterminio de millares de fascistas en las sangrientas jornadas de abril (y meses sucesivos) de 1945, habría obtenido con seguridad la adhesión en masa de los jóvenes combatientes de la RSI. No estoy en posición de responder con certidumbre a semejante conjetura, aun cuando la presencia en las filas y en los cuadros del PCI de algunos sonoros apellidos de antiguos miembros del fascismo del ventennio hace la hipótesis bastante plausible".(9)

Empero, la masa de los ex-combatientes de la RSI no se adhirió al PCI; y ni siquiera al PSI, si bien Mussolini había declarado su voluntad de dejar en herencia "la Socialización y todo lo demás a los socialistas y no a los burgueses"(10). De este modo, el partido fundado en la posguerra por fascistas republicanos, ese MSI que bien o mal afirmaba tener en la RSI su referente histórico reivindicando en cierto modo su herencia, bien pronto se alineó decididamente en la derecha (11), concertó alianzas electorales con los monárquicos y dio su apoyo a varios gobiernos democristianos. No obstante su inicial "negativa circunstancial"(12) al Pacto Atlántico, el MSI se convirtió bien pronto, so capa del anticomunismo, en la mosca cojonera del "partido americano" en Italia. Compitió en fanatismo pro-sionista con las sinagogas saragatianas y lamalfianas [ndt.- referente a Saragat y Lamalfa, líderes políticos del régimen italiano de posguerra] cuando se trataba de apoyar las agresiones israelíes contra los pueblos mediterráneos; vitoreó todas las "batallas por la civilización occidental", desde la agresión americana contra Vietnam hasta la "operación de policía" contra Irak; finalmente se transformó en Alleanza Nazionale y envió a su secretario a una recepción del B´nai B´rith en los Estados Unidos.

Si Atenas llora, Esparta no ríe. La triste historia de la izquierda italiana, reducida al papel de amortiguador social al servicio de la usurocracia y del gran capital, se explica también mediante el hecho de que en la inmediata posguerra la fetichista "religión del antifascismo" impidió a la izquierda atraerse a los que habían combatido por los principios solidaristas y de justicia social incorporados al Manifiesto de Verona. Una contribución de fuerzas neo-fascistas habría podido dotar a la izquierda italiana de ese carácter patriótico del que por contra ha carecido casi siempre, al extremo de que a la postre se declaró abiertamente partidaria de la OTAN y de otros organismos imperialistas; habría reforzado su componente popular, evitando que se transformara en somatén de la burguesía accionista [ndt.- referente al Partido de Acción italiano] y liberal; la habría comprometido en el frente de las conquistas sociales, no precisamente en las "batallas de civilización" a favor del aborto o por los derechos de los degenerados sexuales.

En la Italia de la posguerra, el antifascismo y el anticomunismo cultivados ad arte han tornado imposible esa síntesis entre el elemento nacional y el elemento social que Drieu La Rochelle había visto plasmarse en Place de la Concorde el 6 y el 9 de febrero de 1934, cuando Jeunesses Patriotes y militantes comunistas, ex-combatientes y desempleados, se habían manifestados juntos contra la Cámara de Diputados, símbolo de la corrupción democrática, y contra el gobierno radical de la época. "He visto sobre esta plaza a los comunistas acercándose a los nacionales: mirarles, observarles nerviosos y con envidia. Ha faltado poco para que se unieran, en una masa enfervorizada, todas las energías de Francia"(13) –dice Gilles en la novela homónima. El personaje de Drieu "imaginaba que fascismo y comunismo caminarían en la misma dirección, una dirección que le complacía".(14)

La union sacrée auspiciada por Drieu se convirtió en realidad en Rusia, donde los fascistas de Barkashov y los comunistas de Anpilov se han enfrentado juntos, con las armas en la mano, a los designios dictatoriales del gobierno proconsular de Yeltsin. El intento mundialista de someter el gran espacio ex-soviético ha provocado, como es sabido, el nacimiento de una oposición "roji-parda", que expresa la reivindicación popular de todo aquello que la colonización liberal-democrática está poniendo en peligro: honor, dignidad, identidad espiritual, cultura tradicional, espíritu comunitario, independencia política. "Todos los que han constituido este bloque –nos dice textualmente Guenadi Ziuganov, el 17 de junio del 92- han comprendido que solamente las ideas de Estado y de justicia social pueden salvar nuestra Patria. Para un pueblo, la nacionalidad representa una coordenada vertical, mientras que la justicia social es la coordenada horizontal. Estos dos componentes son inseparables". Palabras extremadamente cristalinas, y sin embargo el observador occidental no consigue comprender en absoluto cómo las banderas zaristas y las soviéticas puedan ondear, las unas junto a las otras, en las manifestaciones "roji-pardas".

Drieu La Rochele, al contrario, lo había comprendido sesenta años antes."Durante la guerra –pone en boca del protagonista de L´Agent double- he sido soldado. He sido feliz: servía. ¿A quién? ¿Al Zar? Quizás ¿A la Santa Ortodoxia? También ¿A Rusia? Cierto. Pero vosotros me contestaréis hoy, como dijisteis hace diez años: "Rusia no significa nada. Un país no es nada, es una masa indiferenciada. Rusia es o el Zar o el Comunismo". Pero no, yo os respondo con toda la experiencia de mi vida y de la vuestra: ‘Rusia es el Zar y el Comunismo, y de otros muchos más’".(15)

Y un poco más adelante escribe una frase que tiene gusto premonitorio y que ha sido en Rusia verificada realmente: "El siglo XX no acabará sin que asistamos a extrañas reconciliaciones".(16)
No hay pues que asombrarse si hoy Drieu está de moda en Moscú. Un periodista italiano que en el verano del 93 visitó la redacción del diario "Sovetskaja Rossija" advirtió en el despacho del jefe de redacción, colgado de la pared, un manifiesto con esta frase:
"Imaginaos lo que, para la grandeza de Europa, significaría que en un futuro se reiniciara la colaboración secular entre la élite europea y las masas rusas para el aprovechamiento de los recursos del mundo" Firmado: Pierre Drieu La Rochelle.(17)

NOTAS
(1) P. Drieu La Rochelle, "Diario 1939-1945", con una Introducción di J. Hervier, Bologna 1995.
(2) S. Fischer-Galati, "Fascism in Rumania", in "Native Fascism in the Successor State 1918-1971", compilación de P. F. Sugar, Santa Bárbara 1971, p. 120.
(3) M. Ambri, "I falsi fascismi", Roma 1980, p. 285.
(4) F. Fejtö, "Ungheria 1945-1957", Torino 1957, p. 30. Como explica en otro lugar el mismo autor, "el populismo húngaro se identifica con la herencia espiritual del movimiento homónimo que desempeñó un importante papel entre los intelectuales de la primera guerra [mundial] y cuyos maestros fueron los escritores Dezsö Szabö, Lászlò Németh y Gyula Illyés. Lo que tenían en común los populistas –por lo demás bastante heterogéneos- era la búsqueda de una tercera vía entre la democracia burguesa occidental y el colectivismo, entre el fascismo y el comunismo, de una vía auténticamente popular, nacida de la tierra, del mundo campesino, único custodio de la pureza nacional frente a la civilización urbana, cosmopolita, racialmente contaminada, con su burguesía mercantil y judaizada, su clase obrera atraída por doctrinas extranjeras. [...] Llegados al poder después del 45, los comunistas han respetado a los intelectuales populistas de los cuales sólo algunos se oponían al gobierno. [...] Sin embargo, es seguro que los populistas han sabido hacerse pagar su ayuda particular ofreciéndose como partidarios críticos y realistas, o mejor aún como virtuales opositores. En cierto modo, han contagiado también a algunos dirigentes comunistas, como Imre Pozsgay". (F. Fejtö, "La fine delle democrazie popolari", Milano 1994, p. 404).
(5) "Italia e Civiltà", antología a cargo de Barna Occhini, Roma 1971, pp. 317-318.
(6) U. Alfassio Grimaldi, "La stampa di Salò", Milano 1979, p. 80.
(7) M. Tarchi, "Cinquant’anni di nostalgia. La destra italiana dopo il fascismo", Milano 1995, p. 50.
(8) "Ragionamenti di storia", n° 21, noviembre y n° 22, diciembre de 1992.
(9) D. Leccisi, "Con Mussolini prima e dopo Piazzale Loreto", Roma 1991, pp. 222-223
(10) C. Silvestri, "Mussolini, Graziani e l’antifascismo", Milano 1949, p. 140.
(11) El giro a la derecha fue aprobado en el IIº Congreso nacional (28 de junio-1 de julio de 1949). "El MSI no se impone como objetivo prioritario la conquista de las capas populares y pequeño burguesas [...] sino la recuperación de los moderados de Derecha. [...] Nosotros, hubiéramos deseado que De Marsanich bajara a las calles para nacionalizar a los trabajadores rojos y devolverlos a la Nación: pero al contrario, lo veíamos, estupefactos, entrar en. los salones (para encontrarse con las Damas de San Vincenzo, los comendadores y los coroneles jubilados. [...] El MSI nacional y social del 1946/47 –ya convenientemente reorientado hacia el futurible posibilismo pro atlántico- desarrollaría más tarde su kafkiana metamorfosis resolviendo el crucial problema de las alianzas no manteniendo ya la fe en sí mismo y en sus orígenes históricos, sino instando además de modo masoquista la colaboración (mejor aún: la cobertura) de esos sectores de la alta burguesía y de esos grupos monárquicos que habían encendido la mecha de la conjura de los años 42-43, y dado paso –aún tortuosamente- a los americanos" (Ugo Cesarini, "Dai Fasci de Azione Rivoluzionaria al doppio petto", Perugia 1991, pp. 26-27).
(12) U. Cesarini, op. cit. p. 27.
(13) P. Drieu La Rochelle, "Gilles", Milano 1961, p. 557.
(14) P. Drieu La Rochelle, "Gilles", Milano 1961, p. 539.
(15) P. Drieu La Rochelle, "Doppio gioco" en "Risguardo", Padova, III, 1982-83, p. 24.
(16) Ibídem.
(17) G. Savoint, "Russia svenduta" en "L’Italia Settimanale", 8 septiembre 1993, pp. 26-27.

viernes, 1 de octubre de 2010

INTENTO DE GOLPE DE ESTADO EN ECUADOR

Desde Acción Lambda ante los detestables actos que se han sucedido afortunadamente sin éxito en Ecuador contra el presidente legítimo  Rafael Correa, queremos expresar nuestro más sincero y ardiente apoyo tanto al presidente como al valiente pueblo de Ecuador.

La creciente ola de golpes de estado y “revoluciones naranjas” que en los últimos años  están sufriendo países como Venezuela, Bolivia, Honduras y ahora Ecuador, que no bailan al son de los dictámenes marcados por la oligarquía mundialista y su principal vanguardia los EE.UU. Son una muestra de que las acciones emprendidas por esos gobiernos van por el buen camino hacia un modelo político y social de justicia y equidad que para nada quieren las élites plutocráticas en su afán por esclavizar el mundo.

Los sucesos en Ecuador una vez más muestran claros síntomas de que tras los “exaltados” golpistas se muestran intereses extranjeros plutócratas. Se ha demostrado que altos responsables de la policía nacional ecuatoriana (implicada en el secuestro e intento de golpe de estado contra Rafael Correa)cobraban salarios extras procedentes de EE.UU. y oligarcas afines. Por fortuna, en ésta ocasión no ha sucedido como en Honduras y todo ha quedado en un susto donde afortunadamente no ha habido más que dos fallecidos, en lo que podía haber sido un baño de sangre.

Los pueblos revolucionarios de la tierra como Ecuador han de mantenerse al acecho y siempre prestos para responder a cualquier agresión tanto de enemigos externos como internos. Estos nobles pueblos herederos del espíritu de rebelde gallardía española avanzan por el buen camino, portando ahora Sudamérica la divina antorcha que en su día tuvieron otros pueblos, que guiaron con su luz la lucha revolucionaria mundial.

Como bien ha dicho el impávido presidente Correa, “No habrá olvido ni perdón”. Y así se debe actuar contra los adalides de la injusticia, la usura y el crimen. 

Desde nuestra humilde trinchera, los revolucionarios que desde occidente resistimos las grandes y dolorosas agresiones del sistema capitalista globalizado, queremos trasladar una cálido abrazo a los Ecuatorianos y a Rafael Correa, que cuentan con nuestra más sincera admiración y apoyo.

Crecerse ante las adversidades, No parar hasta conquistar. ¡¡¡Patria, socialismo o muerte!!!!

jueves, 30 de septiembre de 2010

UNA LUZ QUE AGONIZA Parte 1

El pasado 29 de Septiembre, los llamados sindicatos de clase organizaron una tardía jornada de huelga general en protesta por lo que ha sido el mayor y despótico recorte de derechos a los trabajadores en décadas. El gobierno de España, llamado asimismo socialista, ha sido el ejecutor de esta reforma laboral orquestada en las altas esferas plutócratas de la UE y el FMI que a su vez son gestionadas por la Finanza Mundial. El resto de fuerzas políticas que “democráticamente” elegimos los españoles, exceptuando casos aislados de Izquierda Unida o Ezquerra Republicana de Cataluña, votaron en el congreso “abstención” en la votación para dar luz verde a la reforma, y por lo tanto fue aprobada. Señores lectores, el sistema que tanto tiempo les ha embelesado y han creído les protegía, se ha quitado la máscara, se puede decir que ha acabado la primera fase de aceptación de la propaganda y ya ha comenzado la Fase 2 del plan: Nuestra esclavitud.

A muchos os puede parecer exagerado, incluso demagógico, pero llegados a este punto, quien piense eso es un gusano ignorante, un ciego mental o un cómplice de los grandísimos hijos de puta que desde esta pirámide diabólica están orquestando esta canallada. Hemos estado dormidos durante medio siglo, en lo que creíamos un estado de bienestar perfecto, nos han hipnotizado con consumo y placeres efímeros que se podían comprar a crédito o débito, nos han hecho creer que el derecho a un techo donde vivir requiere excesivas cuotas de pago vitalicio, pero en cambio comprar un plasma fabricado en china por amarillos explotados, lo podemos pagar cómodamente, o que podíamos permitirnos tener un coche nuevo en el garaje cada tres años. Todo eso siendo un obrero, un obrero de una de sus múltiples empresas, que a cambio de un duro jornal, era “recompensado” con una vida llena de cosas, una vida con todo, pero sin nada.

Hemos tragado el anzuelo, algunos  más que otros, desde pequeños nos han inculcado que el capitalismo y la democracia eran los mejores sistemas que existen. Insisto en unir los dos conceptos capitalismo y democracia, porque ambos son parte de lo mismo, son dos maneras diferentes de denominar lo que debería dominarse Gran Oligarquía Mundial.

Los gilipollas de los años setenta, barbudos hippies niños de papa, que en las universidades se adherían al entonces PSOE y PCE contra el franquismo, creían que luchaban por una tierra de libertad, una tierra de justicia y una tierra de socialismo, y lo único que han conseguido es que los Franco y su ralea de casposos milicos y curas fuera sustituida por sus nietos de aspecto yuppie y progre bajo las siglas de PP, PSOE, etc. Ahí tenemos el caso de Leire Pajín, entre otros. España ha sido toda su historia una oligarquía política económica donde el poder se hereda por sangre o padrinos. Mientras tanto la clase obrera española ha balado a su son: En 1978, Constitución Española (Otorga la jefatura de Estado a un Rey ilegítimo integrante del grupo conspirador global-capitalista Bilderberg,) 1981. Entrada en la OTAN (El mayor ejército asesino de la historia, dirigido por la única potencia que ha lanzado un arma atómica, brazo armado de los intereses globalistas, capitalistas y sionistas en la tierra), 1986 entrada en la UE  ¡Que éxito, que alegría, que alboroto! (La UE como elemento globalizado que es, impuso a España condiciones muy duras en lo que refiere a industria, agricultura, pesca, acabando con nuestros sectores más competitivos para no perjudicar a los grandes estados como Alemania y Francia. Nos ha convertido en un país de servicios, sin medios industriales. La corroboración del tratado de Maastricht, no hizo más que agudizar esta situación. La UE es sólo un espacio común de mercado para el enriquecimiento de los mercaderes capitalistas, los financieros y los politicastros).

Estos son los principales eventos en los que el pueblo español ha sido testigo desde el sofá de su casa, un pueblo español que no se le ha oído en estos últimos 30 años. Quizás todos estos conceptos han sido muy complejos para que el españolito atrasado e ignorante los entendiese, también los “sindicatos” y lo que se supone movimientos de apoyo a las clases populares sólo se han preocupado de chupar de ayudas tanto europeas como estatales y no han abierto el pico, pero lo que si ha tenido que ser  testigo el obrero español y no cabe ningún tipo de excusa es al creciente clima de precarización y explotación en lo que antaño se llamaba puesto de trabajo.

Con la entrada en el Mundo Globalizado, del Libre Mercado, las multinacionales, y la Competitividad se ha fraguado un proceso de instrumentalización del obrero, en donde éste ha perdido la condición de persona y ha pasado a ser una mera herramienta al servicio de la productividad y los intereses individuales del empresario. La imagen del empresario valiente, luchador y emprendedor que nos vende el capitalismo está más que nublada ante la nueva ralea de niños de papa que  hoy en día son dueños de la mayoría de empresas

Si bien la grotesca imagen del gran empresario no ha cambiado, sigue siendo el gran especulador, banquero o jefe de gran corporativa. Su éxito sigue estando asociado a su intromisión y complicidad con el poder político imperante. A nadie se le puede escapar los intereses políticos que están asociados a grandes corporativas y como estas subvencionan las campañas electorales de los partidos que nos representan. Se puede decir que lo controlan todo, no sólo en el aspecto económico, sino en el aspecto político se puede decir que son ellos los que gobiernan. Algún día las grandes corporativas lo controlarán todo, mientras tanto los trabajadores son fichas en un tablero que se descartan y desechan según intereses.

 Son esos hijos de puta de las multinacionales los máximos responsables de la pobreza mundial, con sus imperios comerciales que maximizan los beneficios produciendo su mierda en países del tercer mundo a precios ínfimos para venderlos aquí con un margen comercial  exagerado, que para nada corresponde con los sueldos mínimos e insuficientes que pagan a sus empleados. Estos cerdos que se han hecho respetables y admirados, embrutecidos en su obesidad y putrefacción interna, los que han controlado revueltas, guerras y matanzas en multitud de Estados que llamamos países en desarrollo, donde sus empresas campan a sus anchas. Mientras tanto en sus sedes repartidas por estados occidentales, amenazan, extorsionan a los gobiernos cómplices con despidos multitudinarios si no se reducen costos a la seguridad social, si no se promulgan leyes que favorecen la explotación del obrero, favoreciendo la política de puertas abiertas, donde millones de inmigrantes han entrado en Europa con la intención de reducir costos en la producción extorsionando a los obreros autóctonos con mano de obra foránea y esquirol. Exigen la privatización de beneficios, pero cuando hay pérdidas las socializan  y todos tenemos que pagar por ello.


Ante eso, nuestros gobiernos siguen incentivando la inversión privada de estos seres detestables, algunos como EE.UU. siguen poniendo a su servicio los ejércitos nacionales y la sangre de sus jóvenes en campañas puramente económicas e interesadas, donde millares de personas inocentes mueren para que ellos gocen de un yate nuevo o un reactor de millones de dólares.

Esto lo sabemos todos, y muchos me diréis que es así desde hace mucho, y que no se le puede hacer nada. Quizás sea cierto, no podemos hacer nada contra el buitre de Rockefeller, Botín, Gates, etc… Ni siquiera ya es factible el boicot a sus productos por que han inundado el mercado creando un monopolio de multiproductos y cuya raíz siempre es la misma. Pero la pirámide del sistema es un océano peculiar, donde existimos plancton (nosotros la chusma obrera) y peces grandes y pequeños, los grandes (Grandes empresarios, políticos, casas reales…) comen de todo, bacterias y peces pequeños, y los pequeños (la mayoría de pequeños empresarios, intermediarios, piojos resucitados en general) incapaces de crecer por natura se alimentan del plancton. Además de eso, para protegerse alguna vez que otra de las voraces fauces de sus co-especimenes grandes, se organizan en grandes grupos para autoprotegerse, aunque tienden más a coexistir y colaborar entre ambos.

Hablamos de las siempre victimistas y “maltratadas” PYMES. Esas empresitas que se nos representan con un  joven y motivado empresario emprendedor con amplias miras de negocio, hombre hecho a sí mismo que monta un pequeño negocio y presta un enorme servicio social dando empleo a la gente. Las PYMES absorben grandes cantidades de subvenciones públicas para ayudar a que su pequeñez no sea motivo de desintegración y puedan seguir creando empleo, esas mismas PYMES que tanto defendieron en su día los nazis, y ahora retoman su defensa tanto las derechas como las sociales democracias. Existen muchos tipos de PYMES, desde una persona que monta un pequeño negocio con su mujer, hermano padre o amigo y lo llevan entre ellos, o la PYME  que contrata mano de obra. Quiero dejar claro, que a pesar de que el sistema las meta en el mismo saco a todas, todo lo que voy a hablar sobre las PYMES van para las segundas.

Hay PYMES que tienen 30 o más empleados a su cargo que se dedican al comercio en sectores más o menos productivos como industria, comercio o servicios. Si bien nos venden para justificar la defensa de las PYMES, es que un mundo de grandes corporativas las pequeñas empresas tienen mayores dificultades de mercado y dado que son una importante fuente de creación de empleo deben ser apoyadas. Nada más lejos de la realidad, es cierto que es una sociedad de grandes multinacionales pero éstas representan en cantidad un 10% frente al 90% de PYMES, la mayoría de las empresas que nos rodean son PYMES, más grandes y más pequeñas pero al fin y al cabo PYMES. Estas PYMES siempre han sido conocidas por emplear a gente con contratos mínimos y sueldos básicos. Era de sobra conocido que alguien al acabar su formación entraba en una PYME, la cual cobraba una sustanciosa subvención pública por traer a una persona en prácticas. Esta PYME, si bien no te pagaba o te pagaba una miseria te mantenía durante el período de practicas de tu contrato exprimiéndote al máximo, y después quizás seguía contando con tus servicios durante dos años mediante contratos temporales semestrales, con un sueldo que roza la indigencia. Al llegar este límite ante la obligación de hacerte indefinido, te suspendía el contrato. Entonces, tú puteado durante dos años y cagándote hasta en la madre que le parió a la PYME de los cojones, pero con experiencia laboral adquirida, te ibas aprovechando un momento de “prosperidad” empresarial a una empresa mayor, donde eras puteado igualmente pero tenías un sueldo más decente y te podías beneficiar, todo hay que decirlo, de condiciones más optimas de empleo, que una gran empresa por lo menos antes ofrecía, como ventajas sociales, compaginar vida familiar y laboral, cursos pagados de formación, etc… Con suerte podías estar en la Gran empresa durante años trabajando de 8.00 a 14.00 y ganando un sueldo respetable, puteado de trabajo si, pero que cojones, al fin y al cabo eres un currela.

Otros por el contrario, nos quedamos en las PYMES al acabar nuestros dos años de “practicas” y ya más que curtidos, el jefecito de turno nos ve útiles y decide hacernos un contrato indefinido. Si bien las condiciones del contrato no son para tirar cohetes, el sueldo es bajo y las condiciones una mierda, como personas sin ambiciones judaicas que somos, decidimos quedarnos esperando oportunidades y aventuras mejores por venir. Los años en una PYME pasan largos, porque largas son sus jornadas laborales, los convenios en estas empresas son poco más que papel para limpiarse el culo los empresarios, dado que en este tipo de empresas no hay unión obrera alguna, y el “mañana no vengas ya” esta a la orden del día del satrapita de turno.

Aún así, trabajando largo tiempo en una PYME espabilas y ves el verdadero rostro de estos nuevos victimistas que se suben al carro de los llorones. Durante esos años ves lo que venden, que sus grandes clientes son las Grandes Empresas que tanto demonizan, que maximizar beneficios es fácil si tienes de 30 trabajadores a 4 indefinidos cobrando una mierda y el resto chavales recién salidos del instituto cobrando  100 Euros al mes, quien los cobra. Luego ves los márgenes comerciales, por hacer una chapuza, y cómo para comprar una simple válvula pasa por 10 manos hasta que llega a ti. Manos que lo único que hacen es poner incremento a su valor original en china a 50 céntimos por válvula. Finalmente llega a tus manos a 20 Euros, te ríes de lo cabrón que es el libre mercado cuando observas lo que han  ganado los 10 hijos de puta plusválidos que han incrementado ese valor solo con una llamada telefónica. Piensas en el chinito que con 14 horas de trabajo ha fabricado esa válvula por un plato de arroz.  Sigues el curso de la rueda, y la vendes a esa gran empresa que tu jefe te vende como tan mala y ambiciosa, con un margen del 60%, más una mano de obra de 41,50 €/h, cuando tu compañero mecánico esta ganando 7 €/h. Esa gran empresa te la compra y la monta en su barco para un armador extranjero.

Mientras ves a tu jefe con un jaguar en el garaje, pagado con los beneficios de la empresa, un chalet en la Moraleja, sus hijos en colegios de lujo, sus jornadas laborales se reducen a un par de horas para tocar los cojones a los obreros y el resto de día se lo pasa jugando al golf, o pillando olas. Te jode que un anormal de carrito sin estudios que ha heredado la empresa de su padre viva así. También los hay que con estudios de la ostia pagados en la Universidad de Deusto por su papaíto empresario, no ha hecho mas que ir de bote en bote por las empresas privadas, incapaz de asentarse en ningún sitio por su ego,  deciden montarse un negocio para seguir con la costumbre familiar.

Piensas que en la mierda que es todo esto, pero que mientras te de de comer, adelante. Un bonito día este ciclo por huevos se tendrá que ir a la mierda. Entonces, ese día te encuentras con una crisis, ni dios compra valvulitas fabricadas en china a una PYME de mierda como la tuya, porque los grandes venden a precios de la ostia y no resultan competitivos. Los empresarios tan competentes y capaces están cagados porque en sus cerebros emprendedores no comprenden lo que pasa. Deciden los grandes echar a la calle a cientos, cerrar factorías y los pequeños anormales lo mismo. Mientras los desgraciados de políticos y patronales te dicen con la pomposidad característica, que los españoles, aunque metamos los que mas horas de trabajo de la UE, no somos competitivos y que vamos a tener que trabajar más por menos. Otros exigen al gobierno una reforma laboral con despido barato para motivar a los vagos de los obreros. Los hijos de puta te empiezan a apretar las tuercas, y te dicen con sonrisa en la cara que tú verás, que ellos cierran la persiana, te mandan a la puta calle  y se montan otro negocio en Satrapalandia.

Los pocos que todavía tenemos cojones, empezamos a generar testosterona que acelera nuestro ritmo cardiaco y a su vez nuestra vesícula biliar segrega bilis. Deseas descerrajar 20 tiros al hijoputa, después quemar su chalet, su jaguar y a quien se cruce por el medio de su puta familia. Entonces cuando piensas en eso y no sientes escrúpulos de realizarlo, te das cuenta de todo lo que has tragado durante este tiempo ha creado un monstruo lleno de venganza dentro ti. Esperas la misma reacción de tus compañeros, pero observas que lo que te rodea son eunucos y cobardes.


Dejando a un lado las apreciaciones personales, esperas que esa ola de locura no siga barriendo todo, pero te encuentras con que el gobierno te aprueba una ley que abarata el despido además de dejar saltarse a la torera a las PYMES, los convenios que ya se saltaba, pero por lo menos tenia que respetar los mínimos, llegamos al punto de no retorno. Te acuerdas de todo y de cada una de las cosas que te han pasado en tu vida laboral, las inversiones que el gobierno ha dado a esos cabrones en I+D para no hacer nada más que fingir falsos proyectos organizados por un centro tecnológico experto en estos fraudes. Mientras los jóvenes cerebros de este país tenían que emigrar para realizar sus estudios e investigaciones, el Gobierno únicamente repartía ayudas sociales a los inmigrantes, que se nos dijo que venían para garantizar nuestras pensiones y que han estado chupando del bote durante todo este tiempo. Ahora no hay bote para nadie, y nos quieren jubilar a los 67.

Mientras tanto los sindicatos, apesebrados por los de arriba durante años, permitiendo que la gran bola de nieve girara y girara hasta convertirse en inmensa, sacan pecho temiendo por su supervivencia y convocan una huelga tardía y pactada. El juego arbitrado del sistema (patronales, políticos, sindicatos…) se hace más evidente. Los obreros no nos hemos organizado durante estos años, acomodados y dormidos por el falso estado de bienestar capitalista. Ahora, los sindicatos de clase del sistema convocan un día de cara a la galería de protesta,  podemos aprovechar la oportunidad para  mostrar nuestro enfado e ira.

Ha sido nuestra oportunidad de salir ese día a la calle, no bajo las siglas de los sindicatos, sino bajo las siglas del trabajo y esfuerzo, de luchar por nuestros derechos como obreros cabreados. Demostrar a estos dirigentes que orquestan la gran conspiración mundial que deberán pasar por encima de nuestros cadáveres para conseguir lo que se proponen. Pero una vez más la respuesta obrera ha sido tontona, pachanguera y escasa. Los cabrones están contentos, porque en vez de salir a la calle a quemarles las empresas hemos salido a la calle a tocar las trompetas.


El proceso sigue su curso y las nuevas reformas más satrápicas que éstas se sucederán. ¿Hasta cuando vamos a seguir dormidos?. El futuro es desalentador, pero la lucha es la madre de toda cosa, y sin esfuerzo ni sacrificio no se conseguirá nada.

El sistema esta mostrando su forma más monstruosa. Ya es tarde para protestas pacíficas, para hablar, para dialogar. La única solución es la lucha, y cuando ese día en el que el rebaño que es el obrero despierte, algunos temblarán desde el más grande hasta el más pequeño. Que el Dios que han ayudado a aniquilar con su dinero y modo de vida inmoral impuesto se apiade de ellos, porque  nosotros no nos vamos a apiadar.